¿Cómo se mide la calidad en la construcción?

May 9, 2022

  5 MIN DE LECTURA

 

Un tema común en la industria constructiva es cómo mejorar la calidad en la construcción, pero no es tan común escuchar sobre aquellos indicadores o aspectos cuantitativos que se consideran para otorgar un sello de calidad a las construcciones.

Por esta razón, a continuación analizaremos estas consideraciones y cómo puedes asegurar una gran calidad durante todo el proceso de construcción. 

Medición de calidad en obras: antecedentes y actualidad

Hasta hace algunos años, los protocolos de control de calidad en la construcción estaban poco estandarizados y eran insuficientes. A ello se sumaban otras problemáticas como el bajo nivel de industrialización y el uso intensivo de mano de obra en técnicas que podríamos calificar como “artesanales”.

Lo anterior ocasionaba altos niveles de desperdicio atribuibles a la industria de construcción, además de que las empresas priorizaban la reducción de costos sobre la calidad de materiales y procesos, observándose deficiencias de diseño, planificación, gestión y métodos de trabajo, además de problemas de recursos humanos, de seguridad y de control.

En este contexto, a mediados de la década de los 90 comenzó a investigarse el aporte de los indicadores de control de calidad en la construcción y las empresas comenzaron a implementar programas para capacitar a los trabajadores en lo referente con la cultura de la calidad.

Actualmente, la industria tiene preocupaciones más allá de la calidad de los edificios; importan por igual el impacto ambiental y el bienestar de los usuarios, de manera que el análisis de indicadores es ante todo una necesidad, pero también una herramienta clave para la obtención de certificaciones LEED y WELL, que legitiman la sustentabilidad y seguridad de los proyectos, respectivamente.

Importancia del control de calidad en la construcción

Por indicadores o KPIs, entenderemos las expresiones cuantitativas que muestran las conclusiones de una evaluación de calidad en procesos y materiales de construcción, así como la calidad de las obras terminadas.

Como en cualquier otra, en la industria de construcción estos valores son fundamentales para el crecimiento de las empresas y cobran mayor importancia cuando se busca garantizar el desempeño ideal de estructuras y edificaciones en un sentido amplio.

Pero, refiriéndonos de manera más específica a los procesos constructivos, la importancia de atender a estos indicadores recae en que permiten tomar las siguientes medidas:

  • Controlar el avance de los proyectos y tomar acciones correctivas de ser necesario y factible.

  • Comparar el rendimiento objetivo con el rendimiento deseable en los procesos constructivos.

  • Proyectar pérdidas o ganancias.

  • Probar la eficiencia de nuevos métodos, tecnologías y materiales de construcción.

  • Generar una base de datos sobre el rendimiento de las obras y con ello, un referente para futuros proyectos.

  • Establecer estrategias de benchmarking a partir de la comparación con otras empresas.

  • Definir estrategias de mejora continua.

Principales indicadores de calidad en la construcción

Cada indicador evalúa un aspecto en un proceso de calidad total, un enfoque en el que, a diferencia de las evaluaciones del pasado, lo que se busca no es implementar acciones correctivas a tiempo, sino lograr que los procesos se ejecuten correctamente en una única ocasión, que las expectativas del cliente se conozcan y sean cuantificables antes de iniciar los trabajos. Algunos de los aspectos que evalúan estos indicadores son los siguientes:

Sobre la calidad de los materiales

Los controles de calidad en cuanto a los materiales dependerán de si estos se clasifican como “tradicionales” o como “nuevos materiales”. En el primer caso, es común que los materiales sean suministrados por lotes, de los cuales se inspeccionan atributos. Lo anterior consiste en examinar cada lote o unidad de producto y determinar si la calidad es buena o defectuosa.

En este tipo de inspección se tiene en cuenta indicadores como:

  1. Número de unidades defectuosas.
  2. Número de defectos en una muestra.
  3. Porcentaje de aceptación y rechazo de materiales.

Sobre fallas o errores

  • Número de defectos encontrados durante la entrega. Se refiere a las fallas encontradas en el edificio, que se hayan originado al momento de la instalación.
  • Número de defectos encontrados posterior a ser recibido. Se refiere a los problemas de calidad encontrados una vez que el edificio está en funcionamiento.
  • Causales relacionadas de incumplir lo comprometido. Una vez identificadas las fallas se busca saber cuáles son los factores que las provocan, la frecuencia con la que se producen y en cuántos de los proyectos se presentan.

Sobre la satisfacción del cliente

  • Porcentaje de satisfacción. Se busca medir la cantidad de clientes satisfechos con relación al proyecto entregado.
  • Conformidad con el servicio brindado. Evalúa la atención recibida durante los trabajos de construcción.
  • Cambios solicitados por el cliente. Calcula el tiempo y los costos asociados a este concepto.

Sobre los factores que inciden en la calidad

  • Higiene y seguridad laboral. Estas mediciones consideran el tiempo perdido a causa de accidentes de trabajo, la cantidad de ellos y el número de bajas por incapacidades o fallecimientos.
  • Actitud del personal. La motivación de los trabajadores repercute en la productividad y calidad de las obras, por lo que también es una medición importante para las empresas.

Para garantizar que la medición de calidad en una obra obtenga resultados óptimos, es indispensable contar con los mejores procesos y materiales. Con este objetivo, en INGETEK trabajamos para ser el aliado estratégico de tus proyectos a partir de la innovación en el Habilitado de Aceros de Refuerzo y de nuestros Productos 2D y 3D.

Contáctanos y juntos construyamos un mejor México. 


proyecto-llave-en-mano